Google prometió que todas las Chromebook enviadas en 2017 y más allá soportarían las aplicaciones de Android, pero la compañía ha sido un poco lenta para cumplir con